Nutricionistas destacan en Inabif y el MIMP

Cada vez más, la labor del nutricionista se hace visible en diferentes instituciones gubernamentales. Es el caso del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables que, a través del Instituto Nacional de Bienestar Familiar (Inabif), viene desarrollando actividades de importancia para el cuidado de la salud de los adultos mayores.

Gracias al trabajo de la nutricionista Marisol Vivar Ponce, la alimentación y nutrición de 344 adultos mayores de los diferentes Centros de Acogida Residencial (CAR) de Lima, está garantizada.

La licenciada Vivar, quien labora en el Inabif desde hace 13 años y, desde el 2013, forma parte de la Unidad de Servicios de Protección de Personas Adultas Mayores (USPPAM), como especialista en programación y supervisión nutricional, señala al respecto:

‘Me encargo de la seguridad alimentaria y nutricional de los adultos mayores, así como de la vigilancia sanitaria. De esta manera, recuperamos a personas que están en situación de calle, por abandono social y familiar. Estos pacientes que, en muchos casos, presentan multidiscapacidad, requieren de una atención integral de salud. Por ese motivo, la participación del nutricionista es clave’.

En esa misma línea, la nutricionista Saraí Valdivia Zapana, quien dirige la USPPAM y la Unidad de Desarrollo Integral de la Familia, también remarca la importancia del trabajo que realiza el profesional nutricionista y las coordinaciones recientes que se hicieron con el Consejo Regional IV – CNP, para la promoción de la alimentación saludable y la prevención de enfermedades no transmisibles. 

‘El trabajo articulado es necesario porque el Colegio de Nutricionistas de Lima facilita la participación de especialistas en Bromatología y Nutrición y, con la ayuda de los estudiantes voluntarios, se llevan a cabo estrategias para la educación alimentaria en general’, explica la licenciada Valdivia. 

SALVANDO VIDAS EN TIEMPOS DE COVID-19

El buen trabajo que realizan los nutricionistas de USPPAM se ve reflejada en las cifras: reducción de la anemia al 14% y una ínfima tasa de fallecimientos por COVID-19. ‘Desde el mes de febrero nos preparamos para afrontar la pandemia y, gracias a la atención integral a los residentes, hemos evitado que esta población en riesgo se vea afectada de gravedad’, remarca la nutricionista Marisol Vivar.

En ese sentido, la directora Saraí Valdivia comenta que la labor del nutricionista se involucra en toda la cadena alrededor de un servicio de alimentación, desde la recepción de los alimentos, la programación de los menús, hasta el monitoreo constante del estado nutricional de los residentes. 

Actualmente, también se está trabajando en la reducción del índice de delgadez para que, en un periodo de dos años, se reduzca de 32% al 10%. 

INABIF ES UNA OPORTUNIDAD ÚNICA PARA LOS NUTRICIONISTAS

Ambas profesionales consultadas refieren que el trabajo desempeñado en Inabif dota de habilidades y fortalece las competencias de los nutricionistas. Por ese motivo, es una de las áreas de desarrollo al que nuevos nutricionistas podrían mirar con más atención.

‘Inabif es una institución única, en el que los nutricionistas podrán desarrollar la parte clínica y la investigación científica. En esta institución, el monitoreo constante permite realizar estudios que serán de beneficio para la profesión y la realización de nuestras actividades’, dice la licenciada Marisol Vivar. 

Finalmente, la licenciada Saraí Valdivia manifiesta que se está trabajando para elaborar normativas técnicas institucionales y que, para ello, la participación del nutricionista se hace imprescindible. 

Puede leer esta nota y otras más en la tercera edición de la revista institucional del Colegio de Nutricionistas de Lima:  https://bit.ly/3n3u8tq 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *